viernes, 30 de abril de 2010

1º DE MAYO: HOY MÁS QUE NUNCA ¡LA REBELIÓN SE JUSTIFICA!


1º DE MAYO: HOY MÁS QUE NUNCA ¡LA REBELIÓN SE JUSTIFICA!

Odio de Clase

Hoy más que nunca tiene vigencia la consigna maoísta: ¡ La rebelión se justifica!
El mundo se encuentra sometido a un criminal sistema social llamado capitalismo que cada vez incrementa más su crueldad y vileza. Un sistema cuyo gendarme, el imperialismo yanki, es la superpotencia más opresora y monstruosa que ha existido en la historia. Un sistema que trae pobreza, miseria, opresión y explotación para la abrumadora mayoría de la humanidad.

Ante este panorama solo queda una alternativa REBELARNOS, ORGANIZAR LA REBELIÓN, PREPARAR LA REVOLUCIÓN PARA TUMBAR ESTE SISTEMA. Solo por medio de la revolución se puede acabar con este vil sistema que nos domina. Los caminos que pretenden reformar el capitalismo o hacerlo más humano se han demostrado un timo y un fracaso. El capitalismo no tiene cura ni sirven parches que lo único que hacen es prolongar la agonía de este sistema en bancarrota.

Este sistema capitalista que esta en crisis, que esta podrido hasta la medula, que se basa en la explotación mas despiadada, que comete crímenes monstruosos y causa sufrimiento innecesario hay que destruirlo, hay que acabar con él . Pero para ello se necesita de una organización revolucionaria, de una estrategia revolucionaria para tumbar a la burguesía y conquistar el poder.

Es necesario dotarnos de herramientas revolucionarias, de partidos comunistas de nuevo tipo, basados en la teoría revolucionaria, basados en el marxismo lenininismo maoismo. Entendemos que hoy ser comunista debe llevar consigo ser maoísta, pues el maoísmo es el mayor desarrollo de la teoría comunista. El camino planteado por Mao Tse-tung de construcción del socialismo en China a partir de un Estado de Nueva Democracia y su desarrollo a través de revoluciones culturales hacia el comunismo es particularmente significativo. El maoísmo mostró cómo resolver dos contradicciones fundamentales legadas por la sociedad burguesa: la contradicción entre campo y ciudad, y la contradicción entre trabajo intelectual y trabajo manual.

Pero un maoismo no dogmático ni mecanicista, sino adaptado a las caracteristicas y leyes particulares de cada país. Es preciso comprender en cada país, en cada nación la situación concreta y analizarla de cara a diseñar una estrategia revolucionaria justa y correcta. Ver que cosas son de aplicación universal y que cosas son particulares de cada país. Ni el seguidismo ni la la retorica altisonante llevan por el buen camino.

Y también es preciso luchar implacablemente contra aquellos que desvirtúan la teoría revolucionaria comunista, que la quitan su esencia revolucionaria, que la convierten en una teoría reformista. La lucha por el comunismo requiere de un combate feroz contra el revisionismo.

Hoy en el mundo el camino maoísta poco a poco se va abriendo paso. Las guerras populares que se desarrollan en India, Filipinas, Perú y otros países son faros rojos que iluminan el camino. Particularmente importante es la Guerra Popular que se desarrolla en la India dirigida por el Partido Comunista de la India (maoísta).

En Nepal una dirección oportunista ha empantanado y desviado el proceso revolucionario. Su política de compromisos ha paralizado la revolución. Hoy las contradicciones en Nepal vuelven a agudizarse pero mucho nos tememos que a menos que haya una rectificación profunda en la línea revisionista seguida por el Partido Comunista Unificado de Nepal (maoísta) puedan ser aplastados por la reacción o se resuelva la crisis con un nuevo compromiso.


¡Sólo la Revolución Proletaria Mundial puede liberar al mundo del sistema capitalista-imperialista!


¡Viva el 1º de Mayo internacionalista!


¡Viva el internacionalismo proletario!


¡Viva el Maoísmo!


¡Luchar implacablemente contra el reformismo y el revisionismo!



EXCELENTE VIDEO REVOLUCIONARIO: ¡ LA REBELIÓN SE JUSTIFICA!

¡La clas trebajaora siempri estuvo en crisis!


¡La clas trebajaora siempri estuvo en crisis!




El 1º de Mayo es el Día Internacional de la Clase Obrera, un día de lucha, un día de apoyo e impulso a la lucha de todos/as los/as trabajadores y trabajadoras contra la explotación y por un mundo más justo.



En esta fecha se recuerda a las decenas de trabajadores y trabajadoras que en 1886 fueron asesinados por la policía a las órdenes de la patronal en Chicago, EEUU.



El sindicalismo vertical y el reformismo político han desnaturalizado esta fecha, vaciándola de contenido de lucha y convirtiéndola en festivo-folclórica. Frente a eso tenemos que retomar el espíritu combativo que significa esta fecha y proclamar bien alto que la lucha de clases no se detiene, que la historia no ha acabado y que la clase obrera tarde o temprano seremos los sepultureros de este vil sistema llamado capitalismo.



Hay que hacer frente aquí, en Cantabria, a los que quieren mantener al movimiento obrero maniatado a sus designios, impotente para la lucha y resignado a la espera de las migajas. No se trata de suplicar que aquellos que nos gobiernan, explotan y oprimen dejen de tratarnos como algo menos que seres humanos, sino de ponerse en pie y luchar contra el sistema, para decir que no aceptamos ninguna forma de esclavitud, para expresar resistencia, para afirmar nuestro objetivo de unir a los/as explotados/as y oprimidos/as para derrocar este sistema tan pronto las condiciones lo permitan y crear un poder popular cántabro radicalmente nuevo, trabajando para poner fin a toda forma de esta opresión.


Este sistema capitalista-imperialista está en crisis, está en bancarrota. Es un sistema podrido hasta la médula que se basa en la explotación despiadada. Que comete crímenes monstruosos y causa sufrimiento innecesario. No hace falta sacrificarnos aún más para “rescatarlo”. Hace falta acabar con este sistema, parar en seco sus crímenes, desmantelar sus instituciones y reemplazarlas por unas que le den el poder a las clases populares cántabras para construir una nueva sociedad sin explotación ni opresión.



La crisis del capitalismo en la actualidad, crisis que generaron sus banqueros, empresarios y especuladores, la estamos pagando los trabajadores y trabajadoras, lo cual demuestra que de este sistema no podemos esperar nada bueno y que hoy es más urgente que nunca luchar por destruirlo y a la par construir una alternativa factible, un nuevo modelo de sociedad. Este 1º de mayo nos sobran más motivos que nunca para salir a la calle y hacer de él un verdadero día internacional de lucha. Sin embargo, no debemos olvidar que la clase trabajadora cántabra siempre estuvo en crisis con este sistema. Precariedad, sumisión, explotación, destrucción de nuestra cultura, medio ambiente y patrimonio, dependencia a todos los niveles, emigración, turistificación, especulación y destrucción económica de Cantabria, etc., son sólo algunos de los males que hemos de sufrir como cántabros/as y clases populares incluso en los mejores tiempos de expansión económica del capitalismo.


La clase política del sistema, los empresarios y los sindicatos CCOO y UGT, nos hablan de “diálogo” y “paz social” mientras se descarga un auténtico paquete de medidas de guerra social contra los trabajadores y trabajadoras. Al desempleo, las rebajas salariales, el pensionazo, la privatización de los servicios públicos, la subida del IVA,... añaden una propuesta de reforma laboral que en esencia no es otra cosa que abaratar y facilitar los despidos. ¡Hay que pararles los pies! Esos mismos sindicatos que dicen defendernos, nos quieren dormidos y dóciles. Sin embargo los que aquí estamos, soñamos con una sociedad justa, libre de explotadores, y no nos detendremos hasta que el último trabajador despierte.



El sindicalismo vertical que hoy representan CCOO y UGT nos lleva directos al precipicio. El papel que representaron en tiempos de Franco los “sindicatos verticales”, le han asumido estos burócratas en tiempos de “democracia burguesa”. Están al servicio del estado español y de la patronal. Su finalidad no es otra que la de ser “apaga fuegos” de la lucha social y la de contener a la clase obrera dentro de los cauces permitidos. Con ellos los/as asalariados/as perdemos cada día más derechos, derechos que históricamente costó mucho sudor y sangre conquistar, aumentando nuestra situación de pauperización. Por eso desde la organización de la izquierda cántabra ABORA hacemos un llamamiento a los trabajadores y trabajadoras de Cantabria para apoyar un sindicalismo alternativo en nuestra tierra, que hoy representa la Intersindical Cántabra.


El capitalismo y la dependencia no tienen cura, los parches no sirven, lo único que hacen es prolongar su agonía. Sólo la destrucción de este vil sistema y la construcción de una nueva sociedad socialista es la solución. Hoy hay más razones que nunca para luchar con determinación por acabar con toda forma de explotación y opresión mediante la revolución.



¡Por una salida revolucionaria a la crisis capitalista!

¡Luchemos por romper las cadenas de la explotación y opresión!

¡Viva Cantabria Libri!

¡Viva Cantabria Socialista!

¡Viva la Intersindical Cántabra!

http://www.aboracantabria.wordpress.com/



¡La clas trebajaora siempri estuvo en crisis!




El 1u Mayu es el Día Internacional de la Clas Obrera, un día d’alucha, un día p’ajirmar y emburriá-l’alucha de tolos/as trebajaoris/as contra la desplotación y por un mundu más justu.


Nesti día alcordámonos de las decenas de trebajaoris y trebajaoras que juerin asesinaos pola pulicía al sirviciu la patronal en Chicagu, EEUU.


El sindicalismu vertical y el refurmismu pulíticu quierin varciar isti día del sú aquel combativu dejándolu cumu’n día folclóricu. A petu d’ello tenemos de pescá-l espítitu combatienti d’isti día y grijar bien altu que l’alucha de clasis nu s’atollanca, que la hestoria nu acabó y que la clas obrera tardi u trempanu seremo-los sepultureros d’isti sistema malinu llamáu capitalismu.


Tenemos de jacer frenti equí, en Cantabria, a aquellos/as que quierin caltené-la muvición obrera abasnáa a los sús aquelis, empotenti pa l’alucha y resináa a l’aspera los ampuris. Nu es cosa de suplicar q’aquellos que mos gubiernan, desplotan y apastrajan dejin de tratá-mos cumu angu menos que seris humanos, sino d’ercé-se y aluchar contra’l sistema, pa dicir que nu aceutamos denguna jorma d’esclavitú, pa despresar resistencia, pa mostrá-l nuestru sinciu d’ajuntar a los/as desplotaos/áas y primíos pa estorregar isti sistema bien aína las cundicionis lo primitan y crear un poder popular cántabru deajechu nuevu, trebajando p’acabar con toa jorma d’uprisión.


Isti sistema capitalista-imperialista está en crisis, en bancarrota. Es un sistema podre jasta’l fondu que si basa nuna desplotación cermuña. Que cometi crímenis mostruosos y mos trai sufrimiento asgaya. Nu jaz jalta sacrificá-mos entá más pa lu rescatar. Es necesariu acabar con isti sistema, atollancá-los sús crímenis, estorregá-las sús estitucionis, y sustituí-las por otras que li den el poder a las clasis popularis cántabras, pa custruir una nueva sociedá ensín desplotación ni uprisión.


La crisis capitalista higuañu, surdía polos banqueros, empresarios y especulaoris, la estamos pagando los y las trebajaoras, lo que demuestra que d’isti sistema nu somos p’asperar náa nuevu y que hui es más urgenti que nunca briegar por estronzá-lu y al mesmu tiempu, custruir una alternativa viabli, un nuevu moelu de sociedá. Isti 1u mayu sobranmos más mutivos que nunca pa salir a la calli y jacer d’él un verdaeru día internacional d’alucha. Por embargu nu debemos ulvidar que la clas trebajaora cántabra siempri estuvo en crisis con isti sistema. Precariedá, abasnamientu, desplotación, estrobu la nuestra cultura, mediu ambienti y patrimoñu, dependencia a tolos nivelis, emigración, turistificación, especulación y estrobu colómicu de Cantabria, ect., son sólu daqui ejemplos que tenemos de parecer cumu cántabros/as y clasis popularis enos mijoris tiempos de despansión colómica’l capitalismu.


De la que s’emburria un auténticu paqueti de midías de guerra social contra trebajaoris y trebajaoras, la clas pulítica’l sistema, los empresarios y los sindicatos CCOO y UGT, parlanmos de “diálogu” y “paz social”. Al desempléu, las rebajas selarialis, el pensionazu, la privatización de sirvicios públicos, la subía l’IVA,… añidin una reforma laboral que nu es más que jacer más baratu y fácil los dispidos. ¡Hai que los atollancar! Esos mesmos sindicatos que dicin decendé-mos, quierinmos durmíos y abasnaos. Por embargu los q’equí estamos, soñamos con una sociedá justa, libri de desplotaoris, y nu mos detendremos jasta que l’últimu trebajaor espierti.


El sindicalismu vertical q’higuañu arrepresentan CCOO y UGT llévamos direutos a l’abizu. El papel que gastarin candu Franco los “sindicatos verticalis”, tieninlo asumíu estos burócratas en tiempos de “democracia burguesa”. Están al sirviciu l’estáu español y la patronal. El sú aquel nu es otru q’el de ser apaga juéos de l’alucha social y la de contener a la clas obrera endrentu los calcis primitíos. Con ellos los/as aselariaos/áas perdemos cáa día más derechos, derechos q’hestóricamenti costó muchu sudu y sangri conquistar, aduniciendo la nuestra situación d’arruchamientu. Por ello, dendi la organización de la isquierda cántabra ABORA, jacemos un llamamientu a los y las trebajaoras de Cantabria p’ajirmar un sindicalismu alternativu ena nuestra tierra, q’hui arrepresenta la Intersindical Cántabra.


El capitalismu y la dependencia nu tienin cura, los parchis nu sirvin, lo únicu que jacin es adonecé-la sú agunía. Sólu l’astrución d’isti sistema acérrimu y la custrución duna nueva sociedá socialista é-la sulución. Higuañu hai más razonis que nunca pa enjotá-se’n briegar p’acabar con toa jorma de desplotación y uprisión al treviés de la revulución.



¡Por una salía revulucionaria a la crisis capitalista!

¡Brieguemos pa frañí-las cadenas de la desplotación y uprisión!

¡Viva Cantabria Libri!

¡Viva Cantabria Socialista!

¡Viva la Intersindical Cántabra!


www.aboracantabria.wordpress.com

PERÚ: Ofensiva guerrillera maoísta


Tomado de blog hermano DAZIBAO ROJO
http://dazibaorojo08.blogspot.com/

Lima, 29.04.10
Diversos medios periodisticos informan de un ataque de una columna guerrillera, de unos 60 combatientes, contra la base militar contrasubversiva de Tutumbaru, ubicada en el distrito de Sivia, provincia de Huanta (Ayacucho).
Aunque no se conocen los detalles del ataque se informa de que 4 militares habrian resultado gravemente heridos aunque otras fuentes afirman que podrian haber muerto. Fuerzas gubernamentales se han desplazado a la zona del combate.

Lima.30.04.10
Los medios informativos reportan nuevos enfrentamientos de la guerrilla comunista con efectivos militares o policiales en diversas localidades de Ayacucho.
En lo que parece una ofensiva coordinada, tras el ataque a la base militar en Huanta, destacamentos guerrilleros del maoísta Partido Comunista del Perú, emboscaron una patrulla policial en la carretera de Ayacucho-Andahuaylas a la altura del distrito de Ocros. En el enfretamiento resulto muerto un agente de la División Contra el Terrorismo asi como dos mas resultaron heridos.
Se reporta otro ataque guerrillero en en VRAE, en la zona conocida como "Oreja de Perro". En el mismo habria resultado muerto un agente policial y dos combatientes revolucionarios. La prensa burguesa afirma que uno de ellos es el Camarada Gabriel, importante cuadro del PCP y hermano del Camarada José.
Asi mismo se informa de numerosos embanderamientos por diversos distritos ayacuchanos.

Correo Vermello-noticias.

jueves, 29 de abril de 2010

Acerca de las Medidas de Lucha Contra el Fascismo y los Sindicatos Amarillos



Nota del MIR –EPR- (Batallón Chile): A propósito de conmemorarse el 1º de Mayo, Día Internacional del Trabajo, el siguiente documento elaborado por G. Dimitrov, en 1928, alcanza plena vigencia –adecuando dialécticamente la situación histórica-, para constatar el papel de la Aristocracia Sindical, oportunista y reformista, dentro del fascismo, que objetivamente es la ideología de dominación de la burguesía monopolista.


Hemos de darnos perfectamente cuenta de que el fascismo no es un fenómeno local, temporal o transitorio, sino que representa un sistema de dominación de clase de la burguesía capitalista y de su dictadura en la época del imperialismo y de la revolución social. Después de la guerra imperialista y de la victoriosa Revolución de Octubre, después de la existencia de diez años de la Unión Soviética y en las condiciones de la enorme influencia revolucionaria de dichos factores sobre el proletariado, las masas campesinas, las nacionalidades oprimidas y los pueblos coloniales, la burguesía no puede mantener por mucho tiempo bajo su hegemonía de clase a las masas populares y afrontar las tareas de la estabilización y racionalización del capitalismo mediante las viejas formas y métodos de la democracia parlamentaria. La salida para la burguesía es someter a las masas por medio del fascismo. El fascismo es la última fase de la dominación de clase de la burguesía. Todos los países burgueses pasan uno tras otro, tarde o temprano, al fascismo -por medio de golpes de Estado o de manera "pacífica"; de manera más brutal o "más suave"- los métodos de transición pueden ser diversos y dependen de las particularidades, de las circunstancias, de la estructura social y de la correlación de las fuerzas de clase y políticas en un país determinado.
El peligro del fascismo para el proletariado y para el movimiento sindical clasista es un peligro permanente y creciente. La eliminación definitiva de dicho peligro sólo es posible mediante el derrocamiento de la dominación de la burguesía, mediante la sustitución de la dictadura burguesa por la dictadura del proletariado en alianza con los trabajadores del campo. Considerar el fascismo como un fenómeno temporal y transitorio, que, dentro de los marcos del capitalismo, podría ser reemplazado por el restablecimiento del viejo régimen democrático-burgués, así como negar el peligro del establecimiento del fascismo en los grandes países capitalista es hacerse vanas ilusiones, que sólo pueden debilitar la vigilancia y la resistencia del proletariado, servir al fascismo y coadyuvar al fortalecimiento temporal de la dictadura fascista. Estas ilusiones deben ser rechazadas de la manera más resuelta; los partidarios de la Internacional Sindical están obligados a llevar a cabo una lucha sin cuartel contra ellas.
Todo eso es aún más valedero para el Sudeste de Europa (los países balcánicos, Hungría y otros), donde una serie de causas particulares de orden histórico, económico y político empujan inevitablemente a la burguesía por el camino del fascismo. Entre estas causas las principales son las siguientes:
En los Balcanes y en Hungría no ha habido aún una verdadera revolución democrático-burguesa. La burguesía no ha cumplido ninguna de las tareas revolucionarias que la hubieran destacado como dirigente de las masas populares contra el feudalismo y el absolutismo en el pasado y la hubieran ligado fuertemente tanto en lo ideológico, como también en lo político, con las masas. Los campesinos no han recibido tierra a través de una revolución democrática de la burguesía. Al contrario, ellos sólo fueron víctima de la más desenfrenada explotación y saqueo para la acumulación inicial de capitales. El feudalismo no está eliminado definitivamente. El problema nacional sigue sin resolver. En la mayoría de dichos países, el proletariado proviene del seno de las masas campesinas, está ligado a ellas y desde su germinación está compenetrado por su estado de ánimo de oposición anticapitalista.
Los países balcánicos y Hungría se encuentran en un estado de semicolonias del imperialismo. Son países primordialmente agrarios con una industria relativamente débil, que sufre la fuerte competencia del capitalismo altamente desarrollado de los Estados imperialistas. Se encuentran en una guerra económica intestina encubierta, en constantes conflictos nacionales y territoriales, atizados y aprovechados por los Estados imperialistas. Sus mercados internos están limitados hasta el extremo, debido a la capacidad adquisitiva monstruosamente baja de las amplias masas, mientras que los mercados exteriores en su mayor parte están cerrados para ellos. Sus propias posibilidades de estabilizar el capitalismo y racionalizar la producción son muy limitadas. Los estragos causados por la guerra imperialista, el peso de las reparaciones para algunos de ellos y las grandes deudas de guerra para todos dificultan aún más su situación económica y agudizan la crisis en sus economías.
La guerra imperialista y sus consecuencias desprestigiaron fuertemente a la burguesía ante las masas. El abismo entra la burguesía dominante y las masas explotadas y oprimidas se hizo aún más profundo. En dichos países, la burguesía, defendiéndose contra la competencia extranjera, explotaba sin límites al proletariado y saqueaba sin miramientos a las masas campesinas. Después de la guerra imperialista todo eso se practicaba en escala aun mayor. Incluso mediante una tenaz y prolongada lucha. Con esto se explica la intransigencia del proletariado hacia la burguesía y el espíritu revolucionario relativamente alto de las masas. De ahí proviene también la debilidad de la aristocracia obrera y del reformismo, a diferencia de los países imperialistas, en los cuales la burguesía, valiéndose de sus superganancias realizadas en las colonias, logró crear capas privilegiadas del proletariado corromperlas, dándoles ciertas limosnas, y convertirlas en sus servidores directos o indirectos. La burguesía del Sudeste de Europa no está en condiciones, en este momento preciso, de hacer ninguna clase de concesiones económicas serias a los obreros y a las masas trabajadoras, para tender un puente sobre el hondo abismo abierto entre ambas clases.
Debido a la gran semejanza entre la estructura social de la vieja Rusia y la de la Europa de Sudeste, aquí precisamente la influencia de la Revolución de Octubre fue y es la más fuerte y la simpatía de las masas hacia la Unión Soviética muy profunda.
En tal situación aparece evidente que la dictadura de la burguesía no puede ser sostenida por medio de formas de democracia parlamentaria, y menos aún, cuando para la burguesía se hace inevitable e imprescindible tomar medidas extraordinarias para la estabilización del capitalismo, haciendo recaer el peso sobre la clase obrera y las masas campesinas.
Sólo valiéndose de la dictadura fascista la burguesía puede esperar mantener temporalmente su dominación, quebrantar la resistencia de las masas y conseguir la máxima estabilización y racionalización capitalista a expensas de dichas masas.
La burguesía balcánica y la burguesía de todo el sudeste europeo seguirán inevitablemente ese camino, también bajo la presión del imperialismo, ante todo en relación con la participación de los Balcanes y demás países sudorientales en la preparación de la guerra imperialista y antisoviética, condición decisiva para la cual es imprescindible sofocar, desorganizar y debilitar el movimiento revolucionario del proletariado, del campesinado y de las nacionalidades oprimidas.
Pero las condiciones particulares en los países del sudeste europeo le imprimen al fascismo un carácter específico. La particularidad consiste en el hecho de que, a diferencia, por ejemplo, del fascismo de Italia, en dichos países el fascismo viene predominantemente no desde abajo, por medio de un movimiento de masas hasta su establecimiento como una forma estatal de gobierno, sino al contrario desde arriba. Apoyándose en el poder estatal usurpado, en las fuerzas militares de la burguesía y en el poderío financiero del capital bancario, el fascismo se empeña en penetrar entre las masas, para crearse entre ellas un respaldo ideológico, político y orgánico. En Bulgaria, esto se hizo mediante el golpe de Estado militar-fascista del 9 de junio. En Yugoslavia, el inspirador y organizador del fascismo es el bloque monárquico, militarista y bancario. En Rumania y Grecia, con pequeñas variantes, se está haciendo otro tanto. Hungría al frente con Horty y Betlén no es excepción a esta regla. En Austria, y de manera más encubierta en Checoslovaquia, el fascismo se organiza, se arma y se prepara febrilmente para el ataque decisivo bajo la protección y máxima colaboración de los mismos gobiernos "republicanos".
En este movimiento del fascismo desde arriba (con los medios del aparato estatal) hacia abajo, hacia las masas, sus instrumentos más valiosos son los reformistas que, liquidando todos los restos de la lucha de clases, proclamando y aplicando la política de la "paz industrial" y de arbitraje obligatorio, luchando despiadadamente contra el movimiento revolucionario obrero, ocupan abiertamente posiciones fascistas.
Para el avance del fascismo, la conquista de los sindicatos, la destrucción del movimiento sindical clasista es una necesidad imprescindible. Así como la dictadura del proletariado es imposible sin los sindicatos, del mismo modo la existencia duradera de la dictadura fascista de la burguesía es imposible sin el sometimiento del proletariado y de los campesinos (de una u otra manera) y ante todo sin el aplastamiento del movimiento sindical clasista.
Sin renunciar en ningún caso a lanzar consignas demagógicas y a emplear todos los procedimientos de corrupción, el fascismo balcánico del Sudeste europeo cuenta, ante todo, para sostenerse con la aplicación de la violencia y el terror más salvaje contra el proletariado más consciente, llegando hasta a masacrar en masa a cientos y miles de obreros revolucionarios, como sucede en Bulgaria y en Hungría.
Los esfuerzos principales del fascismo están dirigidos a tener en sus manos el movimiento de los obreros del transporte, de los mineros y de los obreros de las ramas más importantes de la industria, así como del movimiento de los empleados ocupados directamente en el aparato estatal. Creando toda clase de obstáculos para la existencia y el fortalecimiento de las organizaciones clasistas de ferroviarios, de empleados de telégrafos y correos, de empleados estatales y de mineros, etc., el fascismo se adueñó de las organizaciones reformistas y amarillas en estas ramas con la activa colaboración de los mismos reformistas y dirigentes amarillos. En todos los países balcánicos el fascismo ejerce ya una influencia decisiva sobre la dirección de las actuales organizaciones de ferroviarios, empleados de telégrafos y correos y de los empleados estatales, y paraliza cualquier tentativa de organización legal de los mineros.
Grandes son los esfuerzos que dedica además el fascismo para fortalecer su influencia en el seno de los trabajadores agrícolas, aprovechando su gran atraso cultural, así como entre las masas de los trabajadores desocupados que pasan hambre. No menor atención dedica el fascismo a la juventud obrera del agro, que trata de captar por medio de diferentes organizaciones deportivas y culturales, contando con la ductilidad de una parte de dicha juventud, que no ha vivido directamente los horrores de la guerra imperialista.
En el sentido ideológico, el fascismo utiliza principalmente las ideas del nacionalismo y del chovinismo, tratando de enfrentar a los obreros nacionales contra los venidos de otros países, de engañar particularmente a los desocupados y desviando la atención de las masas de los problemas internos hacia los externos, instigando a las masas contra los demás pueblos, atizando las pasiones nacional-chovinistas y pintando perspectivas de mejoramiento de la situación de la clase obrera por medio de la conquista de regiones y territorios vecinos.
El fascismo esgrime en primer plano la teoría de colaboración entre los capitalistas y los obreros en el dominio de la estabilización y la racionalización de la producción; la teoría sobre la armonía entre las clases, de comunes intereses entre ambas, de la liquidación de cualquier lucha de clase y de sustituir las huelgas por arbitrajes obligatorios, de la transformación de los sindicatos en órganos del Estado burgués.
También en este caso la dirección reformista de las organizaciones sindicales está en pleno acuerdo ideológico y político con el fascismo. En su prensa propagan las mismas ideas, la misma política. Los dirigentes reformistas de los ferroviarios y de los empleados de telégrafos y correos en Bulgaria son incluso miembros de la organización fascista «Kubrat» y colaboran en la revista fascista «Zveno» cuya tarea consiste en influir ideológicamente sobre el proletariado y la pequeña burguesía, especialmente sobre el movimiento sindical. Ellos también hacen frente único con el fascismo en la persecución de los sindicatos clasistas; sus partidarios en las oficinas y empresas denuncian a los elementos revolucionarios, etc. Este es ya un fenómeno general en todos los países balcánicos y en Hungría.
Al mismo tiempo, utilizando a este efecto los líderes de ciertos sindicatos, los fascistas hacen enormes esfuerzos por crear sus propios grupos sindicales que les servirían en el aplastamiento por la fuerza de los sindicatos clasistas como apoyo organizado para apoderarse de todo el movimiento sindical.
En empresas más grandes se nombran, para cargos de vigilancia y seguridad, oficiales de reserva fascistas y toda clase de elementos lumpenizados, que representan grupos armados y que aterrorizan a los obreros y empleados y tratan de desorganizarlos y desmoralizarlos, limpiando al mismo tiempo las empresas de los mejores elementos proletarios revolucionarios y, de este modo, decapitan a las masas en las empresas.
Rechazando en general la existencia de organizaciones sindicales clasistas legales de mineros, ferroviarios, obreros portuarios y de otras importantes ramas de la industria, así como de los empleados del Estado, el fascismo trata de limitar el movimiento sindical clasista dentro de los marcos y del apoyo orgánico de la pequeña producción artesanal y de las demás ramas de la industria, que no tienen un significado decisivo para la lucha de clases.
Al mismo tiempo el fascismo trata a toda costa de no permitir la centralización de los sindicatos clasistas en federaciones nacionales, procurando desmembrarlos en agrupaciones sindicales locales, para evitar de este modo que puedan llevar a cabo una lucha victoriosa.
El fascismo aprovecha las escuelas técnicas profesionales para la preparación del nuevo personal técnico calificado, que esté bajo la influencia fascista y pueda reemplazar a los cuadros del proletariado revolucionario del transporte y de las ramas decisivas de la industria.
La política del fascismo respecto al movimiento sindical puede ser expresada con la consigna romana: "¡Divide et impera!" El fascismo se empeña en dividir y oponer unas a otras las diferentes categorías del proletariado, a los desocupados contra los que trabajan, a los obreros del país contra los obreros extranjeros, en sembrar la escisión en las filas de las organizaciones sindicales, en levantar organizaciones fascistas sobre las ruinas del movimiento sindical clasista. El fascismo es un enemigo resuelto del restablecimiento de la unidad del movimiento sindical y allí donde las organizaciones sindicales, como en Grecia y Hungría, por ejemplo, aún no están desunidas, junto con los reformistas, trabajan intensamente por su escisión. La dominación del fascismo en el movimiento sindical significa la escisión del movimiento sindical, la destrucción de los sindicatos clasistas, el aniquilamiento del movimiento sindical independiente del proletariado.
El fascismo es el enemigo mortal del proletariado y de los sindicatos clasistas. Contra el fascismo hay que llevar una lucha intransigente, despiadada hasta el fin. No puede haber conciliación alguna entre el movimiento sindical clasista y el fascismo. No debe haber ni un solo caso, ni un solo lugar, donde los partidarios de la Internacional Sindical marchen unidos o paralelamente con el fascismo. Y en los lugares donde los fascistas aún no han llegado a un acuerdo definitivo y a un mutuo entendimiento con las direcciones reformistas de los sindicatos (por ejemplo la Unión Sindical de los maestros en Bulgaria) y aun existe una competencia entre ellos, los partidarios de la Internacional Sindical en su lucha contra los reformistas ni pueden tener nada de común con los fascistas. Los errores cometidos en este sentido por los partidarios de la Internacional Sindical en Bulgaria en la organización de los ferroviarios y de los maestros deben evitarse con todo empeño en el futuro. La lucha contra el reformismo debe ser siempre una lucha contra el fascismo y viceversa.
Contra el fascismo en el movimiento sindical y especialmente contra los sindicatos fascistas debe llevarse a cabo una lucha sin cuartel, tenaz, despiadada y sin tregua en todas las líneas y en todos los frentes. El fascismo debe ser batido en todas partes donde se manifieste: en las empresas, establecimientos, organizaciones, en los medios de los desocupados, etc. - la lucha de debe dirigirse concreta y activamente desde el punto de vista de la liberación de clase del proletariado y en relación indivisible con los intereses inmediatos de los obreros y empleados, así como con las tareas especiales de las mismas organizaciones sindicales.
Esta lucha contra el fascismo debe llevarse a cabo simultáneamente en el campo ideológico, político y orgánico del movimiento sindical en las siguientes direcciones principales.
Primera. Contraponer decididamente a la ideología fascista la ideología revolucionaria de clase del proletariado. Desenmascarar y fustigar el nacionalismo y chovinismo y las teorías de una "paz industrial" y "armonía de las clases"; liquidar la colaboración de clases; todo género de reformismo. Desenmascarar el fascismo como destructor y sepulturero del movimiento sindical; desenmascarar el fascismo como ideología del capital bancario y del imperialismo. Desenmascarar el fascismo como portador del peligro de guerra, especialmente de la guerra contra la gran Unión de Repúblicas Soviéticas. Popularizar más amplia e incansablemente entre las masas el programa y la táctica de la Internacional Sindical, la Internacional del movimiento sindical clasista.
Segunda. Fortalecer orgánicamente los sindicatos clasistas e incorporar a sus filas a las masas obreras no organizadas. Allí donde se ha hecho imposible la existencia de sindicatos clasistas legales (en el caso de los mineros y otros), es necesario crear grupos sindicales ilegales que mantengan relaciones con las amplias masas obreras y que dirijan su lucha. Fortalecer el ala clasista en los sindicatos reformistas, nacionalistas, autónomos y otros y su relación con los sindicatos clasistas para un trabajo y lucha en común. Ensanchar y fortalecer la red de comités obreros comunes en las empresas y establecimientos como órganos de las mismas masas en cada lugar y vincular su labor con el movimiento sindical clasista. Organizar el movimiento de los desocupados y coordinarlo con las campañas de las organizaciones sindicales clasistas. Organizar al proletariado del campo. Incorporar a las filas de los sindicatos clasistas a la enorme masa de la juventud obrera y de las mujeres trabajadoras. Organizar y asegurar la defensa de los obreros en todos los aspectos.
Tercera. Son particularmente importantes las campañas y huelgas de masas por el aumento de los salarios, por la disminución de la jornada de trabajo, por la protección del trabajo y por la libertad de organización y de huelgas; oponer de esta manera (en el proceso de la misma lucha por las reivindicaciones inmediatas e intereses de los obreros) a las masas contra el fascismo (y su ayudante -el reformismo) y desenmascarar su naturaleza burguesa traidora. Aislar de esta manera al fascismo y a los sindicatos fascistas de las masas proletarias.
Cuarta. Asegurar en la lucha de los obreros (en las huelgas, etc.) el apoyo activo moral y material de las demás masas de trabajadores de la ciudad y del campo: establecer el frente único de los obreros y trabajadores del campo, la estrecha colaboración de los obreros de las empresas industriales (de la industria tabacalera, azucarera, etc.) con los pequeños productores de materias primas para las empresas (productores de tabaco, de remolacha azucarera, etc.) en su lucha común contra el capital industrial respectivo y aislar de esta manera al fascismo de estas capas de trabajadores, en el proceso de la misma lucha.
Quinta. Organizar la autodefensa contra las violencias fascistas en las empresas (defensa de las organizaciones, reuniones, huelgas, militantes sindicales, etc.). Llevar a cabo campañas para echar de las empresas a los agentes, vigilantes, espías y provocadores fascistas.
Sexta. Fortalecer la campaña desde abajo entre las masas contra la política escisioncita del fascismo y el reformismo, en el proceso de la mismo lucha por la unidad de clase del movimiento sindical, sin admitir ningún compromiso con la Internacional de Ámsterdam y los sindicatos fascistas, y luchar sin tregua contra ellos.
La lucha contra el fascismo en el movimiento sindical y contra los sindicatos fascistas debe llevarse a cabo en escala internacional, con los esfuerzos unidos del proletariado consciente de todos los países. Es particularmente necesario organizar campañas internacionales en defensa de los sindicatos clasistas en los países, donde ya está establecida la dictadura fascista (Italia, Bulgaria, etc.). El debilitamiento del fascismo en los países, donde éste ocupa una posición dominante, aliviará, sin duda alguna, la lucha contra la ofensiva del fascismo del movimiento sindical de aquellos países, donde aún no ha sido establecida la dictadura fascista.
No es necesario subrayar que el éxito de toda lucha contra el fascismo en el movimiento sindical dependerá en primer término de la calidad del trabajo de los partidarios de la Internacional sindical, de la aplicación de una línea justa por parte de ellos, de ganarse la confianza de las masas y de encabezar las acciones de lucha de éstas contra la ofensiva del capital y el peligro de guerra.
Sin eso es imposible conservar el movimiento sindical clasista.

Georgi Dimitrov, 1928

"Bombardead al cuartel general: mi primer dazibao"


Mao Tsetung

¡El primer dazibao marxista-leninista de China y el artículo del comentarista sobre él en Renmin Ribao (Diario del Pueblo) están en efecto magníficamente escritos!

Camaradas, por favor leedlos de nuevo. Pero en los últimos cincuenta días más o menos, algunos camaradas dirigentes desde el centro hasta los niveles locales han actuado en un sentido diametralmente opuesto. Adoptando el punto de vista reaccionario de la burguesía, han puesto en vigencia una dictadura burguesa y clausurado el movimiento surgente de la gran revolución cultural del proletariado. Han puesto los hechos patas arriba y cambiado blanco por negro, cercando y suprimiendo revolucionarios, sofocando opiniones diferentes de las suyas, imponiendo un terror blanco, y sintiéndose muy complacidos consigo mismo. Han insuflado la arrogancia de la burguesía y desinflado la moral del proletariado. ¡Qué venenosos! Viéndolo en relación con la desviación de derecha en 1962 y la errónea tendencia de 1964 que fue de "izquierda" en la forma pero de derecha en esencia, ¿no debería esto hacernos vigilantes?

¿Por qué es necesario luchar?


Sobre el individualismo y la influencia de la ideología pequeñoburguesa entre las masas

Nueva Democracia
http://nuevademocracia.urc.cl/index.html


Sobre el individualismo y la influencia de la ideología pequeñoburguesa entre las masas
¿Por qué es necesario luchar?

Hace un tiempo recibimos en nuestra casilla de correo un breve mensaje de crítica a propósito de nuestros constantes llamados a desarrollar la lucha de masas en forma de lucha política por la nueva democracia, el socialismo y el comunismo. Como en otras ocasiones, hacemos pública la respuesta a este mensaje para profundizar en la argumentación de uno de los aspectos principales de la línea de masas que todos los comunistas y revolucionaros debemos siempre impulsar.

De: Luis
Para: Periódico Nueva Democracia
Mensaje: Ya basta con el pueblo lucha, yo estoy chato con la lucha. Tenemos que luchar como yo he luchado en esta vida: a los 16 años sin padre estudié y aquí estoy paradito; nunca he recibido de algún gobierno un peso y no me interesa; las veces que he trabajado apatronado, si no me gusta me voy y no ando llorando. Oportunidades hay muchas. Espero que alguien me responda.

De: Periódico Nueva Democracia
Para: Luis

Estimado Luis:
Queremos partir por agradecer el tiempo que se tomó en hacernos conocer sus puntos de vista y en exigir de nosotros una respuesta. Consideramos con esto que está usted dispuesto a escuchar los argumentos que entregaremos y por esto queremos disculparnos por tardar en redactar esta respuesta.

Cada vez que una persona nos ha hecho llegar una crítica nos esforzamos por tomar de ella los aspectos que son justos y de rebatir con argumentos aquellas ideas equivocadas. En esta ocasión las vivencias que usted mismo nos relata nos permitirán contraargumentar las concepciones que nos expone acerca de la lucha.

Desde las páginas de Nueva Democracia hemos venido constatando desde hace varios años que en Chile se viene desarrollando un ascenso en la lucha de las masas, luchas que se multiplican en número y crecen en combatividad. Esto es un hecho, y es independiente de su voluntad y de la nuestra. Hay necesidades objetivas en nuestro pueblo, necesidades urgentes en trabajo, vivienda, salud, educación, tierra, que este viejo Estado jamás tendrá intensión de resolver. Y si este viejo Estado no resolverá nuestros problemas entonces ¿qué camino debe seguir el pueblo para resolverlos?

Para cualquiera que parta por reconocer estos problemas y desear que sean resueltos en beneficio de las amplias masas (y esto deja fuera a todos los reaccionarios que se benefician de la miseria de las masas populares) la respuesta a esta pregunta distingue a quienes aún siembran sus esperanzas en el capitalismo y el viejo Estado de quienes ya han reconocido que este viejo Estado no sirve para nada y que se requiere por una nueva democracia para todo el pueblo. ¿Por qué ante un mismo hecho hay dos respuestas opuestas? Porque este mismo hecho es interpretado desde dos posiciones ideológicas opuestas: la ideología pequeñoburguesa y la ideología proletaria. Y cada una de estas respuestas traza un camino distinto: el esfuerzo individual por “surgir” o el esfuerzo colectivo por conquistar mejores condiciones de vida por medio de la unidad y la lucha revolucionaria.

Partamos de los hechos. Al igual que usted, la inmensa mayoría de la población debe diariamente hacer enormes sacrificios por obtener todo aquello que necesita para vivir. Son muchos los que trabajan largas jornadas y muchos también los que estudian con la intensión de mejorar sus condiciones de vida y las de sus familias. Algunos efectivamente lo consiguen e influenciados por la ideología pequeñoburguesa terminan pensando al igual que usted, que todo lo han conseguido únicamente a partir de “su” propia dedicación, “su” constante trabajo, “su” propio esfuerzo, que si todos los demás hicieran lo mismo la sociedad completa “surgiría” y algunos llegan aún más lejos hasta señalar que los pobres son pobres sólo porque “no se han esforzado lo suficiente”.

La propaganda burguesa impulsa esta forma de interpretar los hechos promoviendo el individualismo. Intenta convencer que cada individuo es “libre” para decidir y para construir su propio futuro, y que por tanto las mejores o peores condiciones de vida de cada quien dependerían de saber o no “aprovechar las oportunidades” que se le presentan. En las líneas que nos escribe encontramos precisamente estos argumentos, por eso nos extenderemos en exponer cómo la ideología proletaria se opone a esta concepción.

En efecto, los hombres hacen su propia historia, pero Marx en su tiempo supo demostrar que no lo hacen bajo su libre arbitrio, bajo circunstancias elegidas por ellos mismos, sino bajo las circunstancias con que se encuentran directamente, que existen más allá de su voluntad, como legados históricos de las generaciones pasadas. Y más aún los hombres construyen su historia no como seres individuales sino como seres sociales. El ser humano es un ser social, siempre ha vivido en sociedad, los Robinson Crusoe o ermitaños son la excepción a la regla en cualquier sociedad a lo largo de la historia. Pero más aún, desde que surge la propiedad privada y la sociedad se divide en clases con intereses antagónicos, cada individuo no puede entenderse únicamente como parte una sociedad en términos generales, sino particularmente como parte de una clase social dentro de dicha sociedad. Y es la pertenencia a una u otra clase lo que en última instancia determina las condiciones materiales de vida de los hombres y mujeres desde su nacimiento.

Uno de los más claros ejemplos de esto es que las denominadas “oportunidades” no son las mismas para individuos de distintas clases sociales. En este Chile semicolonial y semifeudal, por ejemplo, un campesino pobre, un temporero, un obrero forestal o un pescador artesanal jamás tendrá las mismas “oportunidades” que los Piñera, los Lucsik, los Matte o los Saldivar. Sólo en raras ocasiones un elemento del pueblo consigue efectivamente “surgir”, pero sólo bajo los límites impuestos por la gran burguesía. Pero cada vez que esto ocurre la propaganda burguesa aprovecha la ocasión para presentar la excepción como si fuese la regla.

Por este motivo el particular relato que nos hace respecto de cómo logró mejorar sus condiciones de vida mediante su estudio y su trabajo desde muy joven debe ser sopesado en su justa medida, pues su experiencia tal como nos la relata no puede ser extrapolable al conjunto de las clases populares y menos aún puede dar pie para concluir que la lucha es innecesaria y que ese es el camino que todo el pueblo debe seguir.

No todos pueden abandonar sus puestos de trabajo a su antojo y “elegir” un trabajo con el cual se sientan “realizados”, por el contrario las leyes que rigen nuestra sociedad determinan que la tendencia sea someter a la mayoría de la población a trabajos precarios y mal remunerados. Tampoco todos consiguen estudiar y acceder a salarios elevados, pues al contrario las leyes que rigen nuestra sociedad determinan que en la medida que más personas consiguen ser profesionales las condiciones laborales de éstos empeoran y el nivel de salarios disminuye, mientras que el endeudamiento y la inestabilidad laboral aumentan. Incluso aquellos publicitados “emprendedores” que deciden trabajar por cuenta propia terminan encontrándose con que las anunciadas “oportunidades” en realidad están muy restringidas por los monopolios bancarios, industriales y comerciales. Estos hechos no son excepciones en nuestro país y en el mundo, son la regla.

Nos propone usted que todo el pueblo en lugar de luchar debiera aprovechar las oportunidades, pero la verdad es que esa propuesta es inaplicable pues no se sustenta en la realidad. El manoseado concepto burgués de las “oportunidades” que usted repite sólo considera un aspecto de la realidad. Este concepto es resultado del precepto económico burgués que indica que “las necesidades son infinitas mientras los recursos son escasos” y si los economistas burgueses que lo promueven fuesen consecuentes con sus propias concepciones deberían reconocer también que bajo el capitalismo estas “oportunidades” siempre serán escasas mientras las necesidades del pueblo son innumerables, pero reconocer esto les obligaría a reconocer además que una inmensa mayoría del pueblo quedará siempre excluida de éstas. Por ello nunca lo van a reconocer.

Quienes se niegan -consiente o inconscientemente- a reconocer estos hechos asumen el individualismo como su orientación para enfrentar los problemas que les toca vivir. Principalmente entre las capas medias, pero también entre algunos miembros de las clases más empobrecidas que han logrado “escalar” socialmente, existe la creencia en que es su actuar individual en la sociedad lo que produce las transformaciones. Cegados por la ideología pequeñoburguesa sólo puede ver “su” esfuerzo y “su” iniciativa como causa de su posición en la sociedad. Creen tener la posibilidad de decidir sin reconocer que en realidad están al arbitrio del gran capital y desconocen que para que ellos puedan tener una situación económica relativamente mejor, para que puedan comprar mercancías baratas y para que sus trabajos sean relativamente mejor remunerados que los la mayoría del pueblo es necesario que muchos otros entreguen su trabajo en condiciones de extrema precariedad y superexplotación. Estas concepciones son en extremo opuestas a los intereses de la inmensa mayoría del pueblo, y guiados por su instinto de clase reconocen lo pernicioso que resulta el individualismo y sabiamente desprecian a los “asegurados”, a los que “se salvan solos”.

El pueblo conoce esta realidad que describimos pues la vive diariamente. Y aunque la propaganda burguesa se esmera por recalcar la idea del individualismo, el instinto de clase de las masas populares las lleva a actuar organizadamente para luchar.
Los comités, los organismos de ayuda mutua, los sindicatos son organizaciones que se levantan incluso espontáneamente cada vez que las masas requieren defenderse de las arremetidas de los reaccionarios y alcanzar nuevas conquistas. Y esto es así porque la experiencia ha demostrado a las masas que la mejora de las condiciones de vida de las clases trabajadoras está en directa relación con su capacidad de luchar mancomunadamente y no de esperar la buena voluntad de los patrones y el Estado.

Pero por supuesto, la propaganda burguesa presenta las cosas al revés. Aquello que los reaccionarios denominan “beneficios” para el pueblo no son otra cosa que conquistas obtenidas mediante arduas lucha que otros dieron antes por nosotros. ¿No considera usted que la posibilidad que tuvo de estudiar nunca la hubiese tenido si las masas populares no hubiesen luchado durante décadas por el derecho a la educación? El salario mínimo, el descanso dominical, el derecho a sindicalización y todos los “beneficios” laborales ¿no se consiguieron en arduas luchas, con mucha sangre obrera? Investigue en la historia del movimiento popular y trate de encontrar algún “beneficio” que no se haya obtenido con lucha ¡No hay ninguno! ¡No son beneficios, son conquistas de la clase! Nada se ha obtenido por voluntad de las clases dominantes todo se ha conquistado a través de la lucha. Las clases patronales, gran burguesía y terratenientes, representadas en este viejo Estado, nunca han entregado ningún beneficio a las grandes masas trabajadoras. Cuando conceden algo lo hacen presionados por el movimiento de masas, con el fin de sofocar la lucha de clases.

La experiencia ha mostrado al pueblo que sólo con organización y lucha puede obtener conquistas y defenderlas. Por eso el pueblo lucha. ¿Pero a qué se debe esta lucha permanente? ¿Siempre tendrá que ser así?

Reconocíamos al comienzo que el pueblo lucha independientemente de nuestra voluntad y de la suya propia. Es una necesidad impuesta por las leyes internas de la sociedad, por las relaciones de producción y de propiedad. Las manifestaciones y huelgas que a diario se levantan por mejoras en los salarios, por las condiciones de trabajo, de salud, de educación, de vivienda, por el derecho a la tierra, por libertades políticas y otras representan en resumen la lucha de las amplias masas contra quienes con tal de mantener sus mezquinos beneficios les privan de la posibilidad de vivir en mejores condiciones. Es lucha de la mayoría de la sociedad contra una minoría, es lucha de clases que no se origina por la voluntad ni de unos ni de otros sino que tiene sus causas últimas en la propiedad privada y la división de la sociedad en clases opuestas y antagónicas.

Quienes se orientan por la ideología pequeñoburguesa creen ver que son los “resentidos” o los “comunistas buscapleitos” los que originan las luchas sociales. Pero la verdad es mucho más simple que eso: desde que existen las clases sociales estas luchas se desarrollan como resultado de la opresión y explotación que las clases poseedoras ejercen sobre las desposeídas, es ésta la historia de la lucha de clases tal como magistralmente lo demostraron Marx y Engels.

El desarrollo de la concepción científica de la historia que desarrollaron los padres del marxismo, el conocimiento de las leyes de la lucha de clases, la comprensión del desarrollo del capitalismo y del papel del proletariado como última clase de la historia permitieron a la clase reconocer que las organizaciones espontáneas y las luchas aisladas por reivindicaciones inmediatas son insuficientes para alcanzar los más profundos anhelos de las amplias masas populares, y pusieron de manifiesto la necesidad de la lucha política por la reivindicación fundamental: la toma del poder político para el proletariado y el pueblo, que hoy para nuestro país se especifica como guerra popular por una nueva democracia que abra paso ininterrumpidamente al socialismo y mediante revoluciones culturales al comunismo.

Este es el camino inevitable de la sociedad, es el desarrollo de sus leyes inherentes. Por esto aún más que usted todos los reaccionarios del mundo desean siempre infructuosamente que el pueblo deje de luchar y hacen permanentes y desesperados esfuerzos por conseguirlo combinando el engaño, el soborno y la sangrienta represión. Jamás lo conseguirán, pues mientras existan las clases sociales habrá opresión, y allí donde hay opresión habrá rebelión y lucha.

El pueblo no dejará de luchar. Estamos en la era de la revolución proletaria mundial y la tendencia principal es la revolución. Las guerras populares se desarrollan bajo el empuje de la ideología del proletariado, el marxismo-leninismo-maoísmo, y en la medida que la nueva gran ola de la revolución se extienda cada quien deberá tomar posición: se está del lado del pueblo por la revolución o se está del lado de la reacción con la contrarrevolución. De todo corazón le invitamos a desembarazarse de las ideas pequeñoburguesas que hoy le impiden analizar correctamente los hechos y, como parte del pueblo al cual pertenece, ponerse del lado de la revolución.

Saludos afectuosos.
Comité de Redacción Nueva Democracia

Mexico: Comunicado del Frente Popular Revolucionario denuncia represión policial en Oaxaca .


Extraido del blog hermano DAZIBAO ROJO
http://dazibaorojo08.blogspot.com/


Oaxaca, 26 de abril.- Elementos de la Policía Preventiva del Estado detuvieron hace unos momentos a 9 integrantes del Comité Regional del Frente Popular Revolucionario en Miahuatlan.

Dicha acción la realizaron sin orden de aprehensión alguna ni motivo. Los compañeros el día de ayer habían asistido a la delegación de transito del estado en Miahuatlan para exigir la liberación de vehículos de servicio y particulares que habían sido detenidos por el ejército y transito del estado en operativos de supuesta seguridad.
Ayer en la tarde se llevo a cabo una reunión con integrantes de diferentes colonias de dicha población donde muchos pobladores manifestaron su descontento y rechazo hacia estos operativos, “pues detienen automóviles sin ningún motivo y para regresarlos exigen una cuota altísima que va entre los 3 mil y 10 mil pesos, con el pretexto de un supuesto operativo de seguridad cuando todo el pueblo de Miahuatlan sabe que el ejército y las autoridades estatales y municipales actúan coludidos con el narco, llegando incluso a protegerlos y brindarles impunidad y que el dinero que recaudan es destinado a la campaña del PRI.”
En dicha reunión se nombro una comisión para asistir el día de hoy a las oficinas de transito y exigir la devolución de los vehículos y el cese a los operativos, al llegar al lugar elementos de la policía preventiva se abalanzaron sobre los compañeros deteniendo a 9, entre ellos a Don Tomas Martinez Pinacho dirigente regional y miembro del Comité Estatal del FPR y de la APPO. Hasta el momento se desconoce el lugar a donde hayan sido trasladados estando en calidad de desaparecidos por lo cual responsabilizamos al gobierno del estado de cualquier lesión física o psicológica que presenten los compañeros.
Por nuestra parte accionaremos de manera contundente hasta lograr su liberación, nuestros militantes en diversas partes de la Ciudad y del Estado se preparan y a movilizarse, pedimos la solidaridad de las organizaciones y organismos de derechos humanos para difundir y documenta este caso.



¡Libertad inmediata a nuestros compañeros!



¡Cese a los operativos de transito y devolución de las unidades!



¡Unidad de todo el pueblo por la emancipación proletaria!



Frente Popular Revolucionario – Oaxaca



http://frentepopular.wordpress.com/

Lección de Kirguizistán a los pueblos árabes


Miércoles 21 de abril de 2010 por CEPRID


Abdel Bari Atwan

Al-Quds al-Arabí


Traducido del árabe para el CEPRID (www.nodo50.org/ceprid) por Cristina Portales

Kirguizistán es un pequeño país en Asia Central, con una población mayoritariamente musulmana, donde hay dos bases militares: una estadounidense y otra rusa. Sus fuerzas de seguridad tienen de fama de tener un alto grado de eficacia en la represión y, sin embargo, ni las dos bases ni las fuerzas de seguridad pudieron proteger al presidente Kurmanbek Bakiyev de la ira del pueblo, que se apoderó de la calle con masivas manifestaciones.

Es la segunda vez en cinco años que el pueblo de Kirguistán se subleva; huye el presidente y el palacio presidencial es saqueado y quemado por los manifestantes. Inmediatamente la oposición se hace cargo del poder y promete convocar elecciones parlamentarias y presidenciales limpias en seis meses.

El gobierno del presidente Bakiyev es similar al de sus homólogos de varios países árabes e islámicos; constituye un ejemplo de corrupción y nepotismo, saquea los fondos públicos, utiliza las fuerzas de seguridad para reprimir los movimientos de la oposición, usurpa libertades y lo más importante de todo es que llegó al poder hace cinco años tras una revuelta popular, que los estadounidenses llamaron "la revolución de los tulipanes", falsificó los resultados electorales, colocó a los miembros de su familia en los puestos destacados y sensibles y preparó a su hijo mayor para heredar el poder; exactamente igual que nuestros gobernantes árabes.

El detonante de la revuelta actual que ha depuesto al presidente ha sido la subida de los precios de los carburantes; pero los factores [para la revuelta] se habían venido propiciando con el aumento del hambre hasta unos niveles insostenibles y una tasa de paro de más del 40&. El presidente Bakiyev es el ejemplo del oportunista político y del manipulador de la soberanía del país: lo alquiló al mejor postor, transformó la capital, Bishkek, en un burdel de las fuerzas estadounidenses -35.000 visitas al mes- procedentes del vecino Afganistán, que vienen a pasar unas tranquilas vacaciones y a trasladarse desde allí hacia otros destinos en el mundo.

Bakiyev hizo un guiño a Moscú al anunciar que estaba dispuesto a cerrar la base aérea estadounidense de Manas, próxima a la capital. Los rusos respondieron de inmediato y favorablemente a este gesto y ofrecieron una ayuda económica de 2.250 millones de dólares. Con esta oferta, [Bakiyev] se volvió hacia los EEUU que le ofrecieron triplicar el alquiler anual de la base (180 millones de dólares), un dinero que en su mayor parte iba a parar a los bolsillos de su familia.

Sin embargo, esto no le bastó. Una empresa propiedad de un pariente suyo obtuvo un generoso contrato para suministrar combustible a los aviones de EEUU, así como para cubrir las necesidades alimenticias. Lo irónico es que los estadounidenses, defensores de la democracia y la transparencia, paladines de la lucha contra la corrupción y el fraude, fueron los más felices con estos acuerdos.

La Administración Obama, al igual que la de Bush, conocía todas estas transacciones corruptas pero cuando EEUU tiene que elegir entre la estabilidad y la democracia con todas sus consecuencias, elige la primera en defensa de sus intereses por quedarse con la base. Esto es lo que explica su apoyo a las dictaduras más corruptas de la región árabe.

Kirguizistán tiene frontera con el mayor proyecto democrático de Occidente en el mundo, Afganistán, donde mueren soldados estadounidenses a diario bajo el título de la "defensa de la democracia" que no impide que Washington se calle ante la lista negra de violaciones de los derechos humanos del ex presidente de Kirguizistán como el asesinato de periodistas, el cierre de periódicos o el juicio a opositores bajo leyes de emergencia.

La pregunta que surge con fuerza es: ¿Por qué se producen estas revueltas populares que derrocan a gobernantes corruptos, como el de Kirguizistán en Asia Central o Bolivia en América del Sur, y no vemos ningún caso similar en el mundo árabe?

La situación de Kirguizistán es mejor que la de muchos países árabes, como Egipto, y aún así un pueblo poco numeroso, que no llega a los cinco millones, sale a la calle exigiendo el cambio y la reforma. Para no ser acusados de centrarme en Egipto, en la Ribera Occidental [Cisjordania] donde el pueblo palestino vive bajo la ocupación, se ve expuesto a todo tipo de humillaciones en los check-points y ve cómo sus lugares sagrados son judaizados a la luz del día no vemos una sola manifestación de protesta contra la Autoridad, o contra "la paz económica" que lleva a cabo el primer ministro Salam Fayyad. Alguno puede argumentar que la represión de los regímenes árabes y sus fuerzas de seguridad hace que las multitudes se rindan y sometan, y es cierto, pero las fuerzas de seguridad de Kirguizistán han demostrado ser todavía más represivas y brutales, pues abrieron fuego contra los manifestantes matando a un centenar de ellos. Sin embargo, los kirguises no cejaron y prosiguieron su marcha hasta asaltar el palacio presidencial y le prendieron fuego.

Los pueblos que están vivos desafían la represión y el terrorismo con el fin de defender sus derechos fundamentales e intereses y hacen sacrificios por este noble objetivo. El problema ya no está en los gobernantes árabes, sino en los pueblos árabes.

Lo que sucede en Kirguizistán es un fenómeno que debe ser analizado por los gobiernos y pueblos árabes. ¿Cómo un pueblo pequeño de cinco millones de habitantes es a la vez grande en su determinación de oponerse a la corrupción y al nepotismo, deponiendo al presidente, su familia y príncipe heredero al que quería delegar el poder?

Los gobernantes árabes, que piensan que la presencia de bases militares extranjeras les van a proteger de una sublevación popular contra ellos y su gobierno, deben extraer la moraleja e introducir reformas democráticas y la verdadera democracia.

Sentimos cierta angustia al contemplar nuestra situación árabe. Se vino abajo el Muro de Berlín y la mayoría de las dictaduras, de izquierdas o de derechas, se derrumbaron y pasaron a ser parte de la historia, la democracia ha llegado hasta las repúblicas bananeras y, sin embargo, el paisaje en el mundo árabe sigue siendo igual, o peor, ya que la mayor parte de los gobernantes árabes padecen de senectud o cáncer, o de ambos.

miércoles, 28 de abril de 2010

Filipinas: contundente emboscada de la guerrilla maoísta causa 12 soldados muertos y 5 heridos


Nueva victoria de la guerrilla maoísta filipina del Nuevo Ejército del Pueblo (NPA)

El pasado 22 de abril unidades del NPA emboscaron a SAF-Comando del Ejército Filipino cuyo resultado fue de 12 muertos y 5 heridos entre las tropas del gobierno.

Los combatientes del NPA no sufrieron bajas y se retiraron con seguridad a su campamento. Con el apoyo entusiasta del pueblo de Rizal y el dominio del terreno, las fuerzas del NPA fueron capaces de derrotar la ofensiva del Fuerzas Armadas filipinas, aun con su superioridad en número y armas.

Las victorias de las fuerzas del NPA de Rizal en la derrota de las fuerzas del gobierno es una bofetada en la cara del liderazgo de Fuerzas Armadas incluido su corrupto comandante en jefe, Gloria Macapagal-Arroyo. Es una prueba clara de que en realidad no han ganado los corazones y las mentes de la gente como ellos se jactan ante los medios de comunicación. En cambio, la gente apoya sin reservas su verdadero ejército, el Nuevo Ejército del Pueblo. Es el apoyo de la gente que asegura la victoria del NPA y la derrota de las tropas del gobierno fascista.

¡VIVA LA GUERRA POPULAR EN FILIPINAS!
¡APOYAR LA REVOLUCIÓN EN FILIPINAS!


http://www.philippinerevolution.net/cgi-bin/statements/stmts.pl?author=naac2;date=100425;lang=eng

Declaración conjunta de partidos maoístas de cara al 1º de mayo de 2010


http://revolucionnaxalita.blogspot.com/


El Partido Comunista maoísta de Francia, el Partido Comunista Maoísta - Italia, el Partido Comunista Maoísta - Turquía / Kurdistán del Norte, el Partido Comunista Revolucionario - Canadá y el Partido Comunista de la India (Marxista-Leninista) Naxalbari han realizado una declaración conjunta para el 1º de mayo de 2010 bajo el lema: ¡Avanzar de la rebelión obrera hacia la revolución proletaria!. En la declaración muestran un inequívoco apoyo a la Guerra Popular en la India .

Aquí la declaración:


¡1º de Mayo Internacionalista!
¡Avanzar de la rebelión obrera hacia la revolución proletaria!




La crísis del sistema capitalista-imperialista continúa y se agravan las consecuencias para el proletariado y las masas populares del mundo entero.


La burguesía imperialista de todos los países se aprovecha de la crísis para reestructurar el capitalismo a nivel mundial, para ‘mejorarlo’ en función de sus intereses de clase y en función de sus ganancias.


Para los pueblos de los países oprimidos, esto significa hambruna, miseria,...


Para los proletarios de los países imperialistas, esto significa aumentación de la cesantía, del costo de la vida, de los despidos, de los cierre de fábricas, de la precariedad...


Esta reestructuración provoca la aumentación de las contradicciones interimperialistas que buscan controlar el mercado mundial y las zonas estratégicas geopolíticas. Esto anuncia el acontecimiento de guerras interimperialistas y de guerras reaccionarias en el mundo.


Para los pueblos del mundo esto significa guerra imperialista de agresión, de invasión, de neocolonialismo, que se esconde bajo el nombre de ‘intervención humanitaria’,...


Para el proletariado, esto significa Estado policiáco, facismo moderno, leyes racistas, aumentación de la opresión de las mujeres y de los jóvenes,...


Hay que avanzar, hay que reforzar. El movimiento obrero y popular necesita de una organización revolucionaria, de una estrategia revolucionaria para tumbar a la burguesía (y todas las clases dirigentes) y conquistar el poder.


¡Mientras el proletariado no tome el poder, es una ilusión creer que su futuro cambiará!


Las luchas obreras y sobre todo las luchas populares (que combaten todos los aspectos de la ‘globalización’ imperialista tales la privatización de la educación, por la legalización de los inmigrantes clandestinos, contra la represión policiáca, etc.) se desarrollan en oposición a este sistema qui tiene como única perspectiva la explotación, la opresión y la miseria para la mayoría de la populación. En Francia hemos visto luchas determinantes que se han desarrollado y en otros países también. En estas luchas obreras, la base (sindicalizada y no sindicalizada) se opone a las direcciones de las centrales sindicales que son reformistas y conciliadoras. El cuadro de estas luchas debe ser coordinado, generalizado y acrecentar la perspectiva revolucionaria que busquen tumbar los gobiernos reaccionarios y los Estados de la burguesía para que el proletariado tome el poder con el sotén de las masas populares.


Esto no se puede realizar de forma espontánea, por eso necesitamos fabricar las herramientas revolucionarias en todos los países; los partidos comunistas de nuevo tipo, basados en la teoría revolucionaria marxista-leninista-maoísta, síntesis de la experiencia histórica del movimiento comunista. Este partido es el Partido Comunista maoísta.


Hoy, el objetivo del Partido Comunista maoísta es avanzar en su construcción entre el fuego de la lucha mano a mano con las masas. ¡El objetivo es claro: revolución proletaria con estrategia de Guerra Popular y culminar con la toma del poder, adaptada a cada país según sus propias condiciones; construir una nueva sociedad, sin crísis, sin explotación, sin opresión, sin pobreza! Es decir, construir el socialismo con miras hacia el comunismo, una sociedad sin clases.


¡Reforzar los Partidos Comunistas maoístas ahí donde existan y construir ahí donde no existan es un deber de todos los proletarios, de todos aquellos que combaten en los diferentes frentes de lucha y que quieren procurarse los medios para tumbar este sistema!



¡Solidaridad con la Guerra Popular en India! Solidaridad con la revolución en Nepal!





La Guerra Popular se desarrolla de nuevo en Perú bajo la dirección del Partido Comunista del Perú y continúa en las Filipinas, en Turquía y en particular en Asia.


En India, la Guerra Popular que dirige el Partido Comunista de India – maoísta avanza con fuerza al punto que el gobierno declaró ilegal el PCI – maoísta y lanzó una gran operación militar en contra los revolucionarios que denominó ‘Cacería Verde’ en contra los revolucionarios y las masas populares. Más, el pueblo armado resiste valientemente con apoyo creciente a lo largo del país. Nuestra tarea es poner en práctica el Internacionalismo proletario, es dar a conocer esta lucha y solidarizar.


En Nepal, la situación avanza hacia el enfrentamiento entre el campo revolucionario (dirigido por el Partido Comunista del Nepal Unificado – maoísta) y el campo reaccionario. Después de 10 años de Guerra Popular y de 4 años de procesos de paz, el país está al borde de un nuevo conflicto decisivo. El ganador de este conflicto determinará si el campo del pueblo o el campo de la burguesía va a dirigir el país. El riesgo de intervención extranjera es eminente por parte de India apoyado por los Estados Unidos. Debemos solidarizar con la revolución en Nepal visto que es una lucha anti-imperialista.


¡Viva el 1º de Mayo internacionalista!


¡Viva el internacionalismo proletario!


¡Reforzar la construcción de los Partidos Comunistas maoístas!


¡Viva la unión de las luchas proletarias y de los pueblos oprimidos contra el imperialismo en crísis!


¡Por la nueva unidad del movimiento comunista basada en el maoísmo!

MANIFESTACIÓN 1º de MAYO Y JORNADA CONTRA EL PARO Y LA PRECARIEDAD EN TORRELAVEGA CANTABRIA



MANIFESTACIÓN
¡YA BASTA!
CONTRA EL PARO Y LA PRECARIEDAD
¡ORGANÍZATE Y LUCHA!
EL PRÓXIMO SÁBADO, 1º DE MAYO, A LAS 12:00 HORAS
EN LA PLAZA MAYOR DE TORRELAVEGA

Y DESPUÉS...
JORNADA CONTRA EL PARO Y LA PRECARIEDAD
CON ACTUACIONES MUSICALES, GRAFFITTIS, OLLA FERROVIARIA, INFORMACIÓN... Y GRAN GYMKANA ANTICAPITALISTA!!!
EN LA PLAZA DE LA LLAMA, DESDE LAS 13:00 A LAS 24:00 HORAS

¡NO TE LO PIERDAS! ¡ACUDE, CONTAMOS CONTIGO!

CONVOCA Y ORGANIZA: INTERSINDICAL CÁNTABRA

Nepal: ¿La ultima batalla?


Martín Naya./ Para Correo Vermello

Las noticias que llegan desde la Republica Federal de Nepal apuntan a un enfrentamiento ¿definitivo? de las fuerzas políticas y de las clases a las que representan.

El PCN-U (m) ha convocado una huelga general indefinida a partir del 2 de mayo, con los objetivos expresos, de provocar la caída, de la actual coalición de gobierno, formada a raíz de la dimisión del dirigente maoísta Prachanda tras la crisis provocada por destitución del jefe del Ejercito de Nepal (nuevo nombre del ejercito feudal), la formación de un gobierno de unidad nacional presidido por Prachanda y la promulgación de la nueva Constitucion del país el próximo 28 de Mayo.

Aunque los tiempos políticos en Nepal parecen transcurrir lentamente, los posicionamientos actuales resultan a todas luces antagónicos.

Desde el campo de la reacción la reciente muerte de su líder mas carismático, el presidente del pro hindú Partido del Congreso Nepalí, Prasad Koirala, puede representar un cambio, ¿aventurero? en la política establecida por su fallecido dirigente partidario de llegar a compromisos con los maoístas para desviarlos de sus objetivos revolucionarios y entramparlos en batallas parlamentaristas, dejando paso a una opción golpista, que tanto desde los sectores monarco-feudales como los "socialdemócratas" del PCN-uml, reclaman ante el bloqueo de la situación por la mayoría maoísta.

Las recientes actividades publicas del odiado ex-príncipe Paras y sus declaraciones que señalaban la posible restauración de la monarquía se dieron en un acto que contaba con el apoyo del Partido del Congreso. La gravedad de estos hechos es evidente, pues parece un intento de crear opinión publica en favor de la restauración monárquica con el beneplácito del actual gobierno republicano.

Por otra parte, el auge de las acciones de la guerrilla maoísta en la India y el fracaso de la ofensiva anti-guerrillera "Green Hunt" puede llevar a los sectores mas aventureros de los imperialistas hindúes a intentar una acción para bloquear un posible santuario comunista.

Mientras en el campo revolucionario, su principal partido el PCN-U (m) que sufre el desgaste de su política de compromisos, criticada tanto dentro como fuera del Nepal por empantanar sus objetivos revolucionarios, parece decidido a romper con los mismos y ha convocado una huelga general indefinida que puede ser el detonante de un enfrentamiento abierto por la toma del Poder.

Miles de cuadros comunistas se han trasladado a la capital con el objetivo de participar en la manifestación del 1º de Mayo, y como ignorarlo, para fortalecer la huelga general que hoy se extiende a la enseñanza y a otros sectores y que la prensa burguesa califica de "la batalla final"

¿Tomaran el poder los maoístas? ¿ Serán aplastados por la reacción o se resolverá la crisis con un nuevo compromiso?

A partir del 1º de Mayo, tendremos una respuesta a estos cruciales interrogantes.

Galiza, 28.04.10

Martín Naya

Conmemoraciones por la huelga de 1981-SF-


http://nortedeirlanda.blogspot.com/

Grecia: Arrecia la lucha de los trabajadores, el martes 5 nueva huelga general


Extraido de KIMETZ
http://www.kimetz.org/

La clase trabajadora no acepta el ajuste contra el pueblo


Agencias

Los sindicatos griegos del sector privado (Gsee) y público (Adedy) convocaron a una huelga general contra las medidas de austeridad para el 5 de mayo próximo, dijeron a ANSA fuentes gremiales, mientras la Bolsa de Atenas caía 6% y el gobierno no excluyó un déficit del 14% del Producto Bruto Interno (PBI).



Las fuentes del Gsee precisaron que la dirección del sindicato tomó la decisión de convocar a una nueva huelga general, la primera después de la activación de las ayudas de la UE y el FMI.La Adedy adhirió a la protesta. La convocatoria se conoció después que el gobernador del Banco central de Grecia, Giorgio Provopoulos, dijo hoy que prevé que la caída del PIB será este año superior al 2 por ciento. El ministro de Finanzas, Giorgio Papaconstantinou, admitió a su vez la posibilidad de que el déficit del 2009 pueda alcanzar el 14% del PBI.



En tanto, la Bolsa de Atenas vivía un virtual "martes negro" con el índice general en caída de 6% después de haber tocado -7,4%. Se trata del peor resultado en 12 meses.



Acosado por un mercado azuzado por las dudas de la eurozona para ayudar a uno de sus socios, la prima de riesgo del bono griego a diez años se disparó hoy hasta los 718 puntos básicos y superó unos prohibitivos tipos de interés del 10%.



Los bonos a dos años subieron incluso más, y ofrecen un interés del 15,5%, en un indicio de que los mercados no creen que Atenas pueda hacer frente a sus obligaciones a corto plazo.



"Existe una fecha crucial -subrayó hoy el ministro de Finanzas, Yorgos Papaconstantínu- que es el 19 de mayo, cuando vence un bono de diez años del Estado griego de 9.000 millones de euros".



"Hacia el 19 de mayo, todas las gestiones deben de haber concluido debido a la debilidad de Grecia para acceder a los mercados" internacionales, reconoció hoy el responsable de Finanzas.



La Bolsa griega, y especialmente el sector bancario, recibió este martes un duro castigo con una caída del 6%, la mayor desde octubre, debido a su exposición a la crisis por atesorar títulos de deuda.



Poco después del cierre del parqué ateniense, la agencia Standard & Poor's (S&P) rebajó la calificación de la deuda griega al nivel del denominado "bono basura" (de "BBB+/A-2" a "BB+/B") debido a las dudas sobre los planes de consolidación fiscal que pretende aplicar el Ejecutivo.



"Las opciones del Gobierno se están reduciendo debido al debilitamiento de las perspectivas de crecimiento económico de Grecia", señaló S&P, poco después de que el Banco Central griego pronosticara una contracción este año de su economía del 2%.



"La dinámica de esta crisis de confianza ha planteado dudas, tanto sobre la capacidad administrativa del Gobierno para aplicar las reformas rápidamente, como de su voluntad política de abrazar un programa plurianual de austeridad fiscal", aseguró la agencia.



Precisamente, el Gobierno griego negocia desde hace una semana con la UE, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo medidas adicionales de ahorro para 2011 y 2012, una condición indispensable para acceder al paquete de rescate.



Las ayudas puestas a disposición por el eurogrupo de 30.000 millones de euros se sumarían a los 15.000 millones de euros del FMI, que velaría el cumplimiento de los planes de ajuste.



Alemania, el principal contribuyente de las ayudas de la eurozona con 8.400 millones, ha exigido un programa de ajuste fiscal detallado para permitir acceder al dinero.



Ante la delicada situación económica y la presión sobre el Gobierno para seguir recortando los gastos sociales, los sindicatos mayoritarios han vuelto a convocar una nueva huelga general el próximo 5 de mayo.



La Confederación de Trabajadores de Grecia (GSEE), la Unión de Empleados Civiles (ADEDY) y el Frente de Trabajadores afiliados al partido comunista (PAME), que representan a dos millones de trabajadores, han convocado a un paro masivo contra los severos planes de ajuste previstos.



Ante los recortes de salarios y la congelación de las pensiones, el PAME declaró que deben pagar la crisis quienes la causaron, con el lema: "ningún sacrificio nuestro, que paguen los ricos".



Cientos de barcos y cruceros que van hacia las Islas Griegas en el Mar Egeo, interrumpieron su actividad, ante una huelga general de los empleados del sector. Los inconformes se manifestaron contra la decisión del gobierno de abrir el mercado de cruceros a la competencia extranjera.



"Cualquier intento de alguno de ustedes de romper esta protesta, resultará en una huelga indefinida", mencionó Savvas Tsipoglou, representante de los trabajadores portuarios.



La huelga y las manifestaciones de los últimos meses, son la respuesta de la sociedad, al programa de austeridad gubernamental, que con recortes de salarios y el aumento de impuestos, pretende afrontar su crisis financiera.



Por su parte, los carteros de la empresa estatal correos Elta, exigieron que se terminen los recortes de empleos y se contrate a 2 mil 500 trabajadores.



Este martes, el sector privado tiene prevista una huelga de 24 horas contra los cambios en el sistema de seguridad social, mientras que el servicio de transporte público en Atenas sufrirá un paro temporal en protesta por el aumento de los impuestos.






http://www.laclase.info

ACTO SANTUCHISTA: El 1º de Mayo y el Proyecto Político

Los compañer@s argentinos nos enviaron esto:

CON LAS FUERZAS DE LOS TRABAJADORES Y EL PUEBLO, CONSTRUYAMOS UN PAIS LIBRE Y SOCIALISTA.

REVOLUCION SOCIALISTA O CARICATURA DE REVOLUCION!!!
Comandante Ernesto Che Guevara



martes, 27 de abril de 2010

ALGUNAS CUESTIONES SOBRE LOS METODOS DE DIRECCIÓN


1 de junio de 1943

Decisión del Comité Central del Partido Comunista de China, redactada por el camarada Mao Tse-tung.

1. Hay dos métodos que los comunistas debemos aplicar en todo trabajo que realicemos: uno es combinar lo general con lo particular, y el otro, ligar la dirección con las masas.

2. Ante cualquier tarea, si no se hace un llamamiento general, es imposible movilizar a las amplias masas para la acción. Sin embargo, si los dirigentes se quedan en el llamamiento general no se ocupan concreta y directamente de la ejecución cabal, en algunas organizaciones, del trabajo que llaman a realizar, para abrir una brecha en un punto dado, adquirir allí experiencia y luego orientar con ella a las demás entidades, no podrán comprobar si es justo ese llamamiento ni enriquecer su contenido, con lo que dicho llamamiento correrá el peligro de quedar en letra muerta. Por ejemplo, durante la campaña de rectificación en 1942, hubo éxitos allí donde se empleó el método de combinar el llamamiento general con la orientación particular, y no los hubo donde no se aplicó este método. En la campaña de rectificación en 1943, todos los burós y subburós del Comité Central y los comités regionales y de prefectura del Partido, además de lanzar un llamamiento general (plan anual de la campaña), deben hacer lo siguiente a fin de adquirir experiencia: elegir dos o tres lugares (no muchos), sean departamentos de su propio organismo o entidades oficiales, escuelas o unidades militares cercanas; realizar en ellos un estudio en profundidad para conocer detalladamente el desarrollo de la campaña de rectificación allí y para conocer minuciosamente el pasado político, características ideológicas, aplicación en el estudio y diligencia en el trabajo de algunos miembros representativos (no muchos tampoco) de su personal, y además, orientar personalmente a los responsables de estos lugares en la solución concreta de los problemas prácticos. Como cada entidad oficial, escuela y unidad militar tiene también varias secciones, sus dirigentes deben proceder de igual manera. Este es además un método que permite a los dirigentes aprender y dirigir al mismo tiempo. Ningún dirigente sabrá dar orientación general al conjunto de las entidades a su cargo, a menos que obtenga experiencia concreta en cuanto a individuos y asuntos determinados de entidades subordinadas específicas. Este método debe ser generalizado para que los cuadros dirigentes de todos los niveles aprendan a aplicarlo.

3. La experiencia de la campaña de rectificación en 1942 demuestra también que en cada entidad es indispensable para el éxito de la campaña que se forme en el curso de ésta un grupo dirigente compuesto de un pequeño número de activistas reunidos en torno al responsable principal de la entidad en cuestión, y que este grupo forje una estrecha ligazón con las amplias masas participantes en la campaña. Por activo que se muestre el grupo dirigente, su actividad no pasará de ser el infructuoso esfuerzo de un puñado de personas, si no se la liga con la actividad de las amplias masas. No obstante, la actividad de las amplias masas, sin un fuerte grupo dirigente que la organice en forma apropiada, no puede mantenerse por mucho tiempo, ni desarrollarse en una dirección correcta, ni elevarse a un alto nivel. En cualquier lugar, las masas están integradas, en general, por tres categorías de personas: las relativamente activas, las intermedias y las relativamente atrasadas. Por eso, los dirigentes deben saber unir en torno suyo al pequeño número de elementos activos y, apoyándose en ellos, elevar la conciencia política de los elementos intermedios y ganarse a los atrasados. Un grupo dirigente, verdaderamente unido y vinculado con las masas, sólo puede formarse gradualmente en medio de la lucha de las masas, y no al margen de ella. En el curso de una gran lucha, la composición del grupo dirigente no debe ni puede, en la mayoría de los casos, permanecer invariable a través de las etapas inicial, media y final; es necesario promover constantemente a los activistas surgidos en la lucha, para sustituir a aquellos miembros del grupo dirigente que resulten inferiores en comparación con ellos o que hayan degenerado. Una de las causas fundamentales de por qué no ha podido avanzar el trabajo en muchos lugares y entidades oficiales, está en la falta de un grupo dirigente así, que se mantenga bien unido, vinculado con las masas y siempre sano. Si en una escuela de un centenar de personas no hay un grupo dirigente formado de acuerdo con las circunstancias reales (y no reunido artificialmente) y compuesto de varios o algo más de una decena de los elementos más activos, rectos y sagaces entre los profesores, empleados y estudiantes, esa escuela ha de marchar mal. Debemos aplicar en todas las entidades oficiales, escuelas, unidades militares, fábricas y aldeas, sean grandes o pequeñas, lo que indica Stalin acerca de la creación de un grupo dirigente en la novena de las doce condiciones para la bolchevización de los Partidos Comunistas[1]. La elección de los miembros de tal grupo dirigente debe tener por criterio las cuatro condiciones formuladas por Dimitrov al tratar de la política de cuadros: devoción total, ligazón con las masas, capacidad para orientarse independientemente en toda situación y espíritu de disciplina[2]. Tanto al cumplir cualquiera de las tareas centrales - guerra, producción, educación (incluida la campaña de rectificación)-, como al inspeccionar el trabajo, examinar la historia de los cuadros o realizar cualquier otra labor, hay que adoptar el método de ligar el grupo dirigente con las amplias masas, además del método de combinar el llamamiento general con la orientación particular.

4. En todo el trabajo práctico de nuestro Partido, toda dirección correcta está basada necesariamente en el principio: “de las masas, a las masas”. Esto significa recoger las ideas (dispersas y no sistemáticas) de las masas y sintetizarlas (transformarlas, mediante el estudio, en ideas sintetizadas y sistematizadas) para luego llevarlas a las masas, difundirlas y explicarlas, de modo que las masas las hagan suyas, perseveren en ellas y las traduzcan en acción, y comprobar en la acción de las masas la justeza de esas ideas. Luego, hay que volver a recoger y sintetizar las ideas de las masas y a llevarlas a las masas para que perseveren en ellas, y así indefinidamente, de modo que las ideas se tornan cada vez más justas, más vivas y más ricas de contenido. Tal es la teoría marxista del conocimiento.

5. La concepción de que, trátese de una organización o de una lucha, entre el grupo dirigente y las amplias masas debe haber relaciones correctas, la concepción de que las ideas correctas de dirección sólo pueden elaborarse recogiendo y sintetizando las ideas de las masas y llevándolas luego a las masas para que perseveren en ellas, y la concepción de que, al poner en práctica las ideas de dirección, se debe combinar el llamamiento general con la orientación particular, deben ser ampliamente difundidas en el curso de la actual campaña de rectificación, con el fin de corregir los puntos de vista erróneos que al respecto existen entre nuestros cuadros. Muchos camaradas no conceden importancia a unir en torno suyo a los activistas para formar un núcleo dirigente, o no saben hacerlo, y no conceden importancia a ligar estrechamente este núcleo dirigente con las amplias masas, o no saben hacerlo; por eso la suya se convierte en una dirección burocrática, divorciada de las masas. Muchos camaradas no conceden importancia a sintetizar las experiencias de la lucha de las masas, o no saben hacerlo, y, pasándose de listos, gustan de plantear de manera subjetivista cantidad de opiniones, por lo cual sus ideas resultan hueras y ajenas a la realidad. Muchos camaradas se contentan con lanzar un llamamiento general para una tarea y no conceden importancia a dar inmediatamente después orientación particular y concreta, o no saben hacerlo; en consecuencia, su llamamiento se queda en la boca, en el papel o en la sala de reuniones, y su dirección se hace burocrática. Hay que corregir estos defectos en la presente campaña de rectificación; hay que aprender a aplicar los métodos de ligar la dirección con las masas y de combinar lo general con lo particular en la campaña de rectificación, en la inspección del trabajo y en el examen de la historia de los cuadros, y también hay que emplearlos en todo nuestro trabajo futuro.

6. Recoger y sintetizar las ideas de las masas y llevarlas luego a las masas para que perseveren en ellas, y, de esta manera, elaborar ideas correctas de dirección: tal es el método fundamental de dirección. En el proceso durante el cual se recogen y sintetizan las ideas de las masas y éstas perseveran en ellas, es necesario aplicar el método de combinar el llamamiento general con la orientación particular; esto es parte integrante de dicho método fundamental. Elaborar las ideas generales (llamamiento general) partiendo de la orientación particular en numerosos casos concretos, y llevar estas ideas a muchas entidades diferentes para comprobarlas (no sólo debemos hacerlo nosotros mismos, sino aconsejárselo a los demás); después, recoger y sintetizar las nuevas experiencias (hacer el balance) y elaborar nuevas directrices para la orientación general de las masas. Así deben proceder nuestros camaradas en la presente campaña de rectificación, y también en cualquier otro trabajo. La calidad de la dirección depende de la aptitud de los dirigentes para proceder según este método.

7. Al asignar a las entidades subordinadas cualquier tarea (guerra revolucionaria, producción, educación; campaña de rectificación, inspección del trabajo, examen de la historia de los cuadros; o trabajo de propaganda, de organización, de contraespionaje, etc.), un organismo dirigente superior y sus diferentes departamentos deben hacerlo por intermedio de los responsables principales de los organismos inferiores correspondientes, para que éstos asuman responsabilidades; de esta manera se asegurarán tanto la división del trabajo como la dirección unificada (centralizada). Un departamento de un organismo superior no debe ponerse en contacto sólo con el departamento correspondiente de un organismo inferior (por ejemplo, el departamento de organización, el de propaganda o el de contraespionaje de nivel superior con los departamentos inferiores correspondientes), porque en tal caso el responsable principal del organismo inferior (por ejemplo, un secretario, presidente, jefe, director de escuela, etc.) no estará informado y no podrá asumir responsabilidades. Es necesario que estén informados y asuman responsabilidades tanto el responsable principal del organismo inferior como los responsables de los departamentos interesados. Este método de centralización, que combina la división del trabajo y la dirección unificada, permite movilizar, a través del responsable principal, a muchos y a veces incluso al personal entero para que cumplan una tarea, y así se puede superar la insuficiencia de cuadros en uno u otro departamento y convertir a un buen número de personas en cuadros activos en la realización de esa tarea. Esta es también una de las formas de ligar la dirección con las masas. Tomemos por ejemplo el examen de la historia de los cuadros. Si lo realiza aisladamente un pequeño grupo de personas de un organismo dirigente, como el departamento de organización, sin duda este trabajo no se hará bien. Pero, si por intermedio del responsable de una entidad oficial o del director de una escuela, se moviliza a muchos, y a veces incluso a todo el personal o estudiantado de la entidad o escuela para que participen en este trabajo, mientras que los dirigentes del departamento de organización de nivel superior les dan una orientación correcta, aplicando así el principio de ligar la dirección con las masas, no hay duda de que será logrado satisfactoriamente el fin que se persigue con el examen de la historia de los cuadros.

8. En ningún lugar puede haber al mismo tiempo muchas tareas centrales. Sólo puede haber, en un tiempo determinado, una tarea central, complementada por otras de segundo y tercer orden. Por lo tanto, el responsable principal de una localidad debe, teniendo en cuenta la historia y circunstancias de la lucha allí, establecer el orden apropiado de las diferentes tareas; no debe actuar sin plan propio, emprendiendo una y otra tarea según le lleguen las instrucciones de los organismos superiores, pues esto crearía multitud de “tareas centrales” y daría paso a la confusión y el desorden. Por su parte, ningún organismo superior debe asignar simultáneamente muchas tareas a los organismos inferiores, sin indicar su importancia y su urgencia relativas ni especificar cuál es la tarea central, porque esto llevará desorden al trabajo de los organismos inferiores y les impedirá conseguir los resultados previstos. El dirigente debe, a la luz de las condiciones históricas y las circunstancias existentes en una localidad dada y teniendo en cuenta la situación en su conjunto, determinar con justeza el centro de gravedad del trabajo y el orden de ejecución de las tareas para cada período, aplicar con tenacidad lo decidido y asegurar el logro de los resultados previstos: esto es parte del arte de dirigir. Se trata también de una cuestión de método de dirección, a cuya solución debe prestarse atención al aplicar los principios de ligar la dirección con las masas y de combinar lo general con lo particular.

9. No vamos a tratar de todos los detalles concernientes a los métodos de dirección, y esperamos que los camaradas en cada localidad, partiendo de los principios aquí expuestos, reflexionen concienzudamente y pongan en juego su iniciativa creadora. Cuanto más dura sea la lucha, tanto más indispensable será para los comunistas ligar estrechamente su dirección con las exigencias de las amplias masas y combinar estrechamente su llamamiento general con su orientación particular, a fin de liquidar de manera definitiva los métodos de dirección subjetivistas y burocráticos. Todos los camaradas de nuestro Partido que se ocupan del trabajo de dirección, deben contraponer siempre los métodos de dirección científicos marxistas a los métodos subjetivistas y burocráticos, y eliminar éstos valiéndose de los primeros. Los subjetivistas y los burócratas no comprenden el principio de ligar la dirección con las masas ni el de combinar lo general con lo particular, y obstaculizan enormemente la marcha del trabajo del Partido. Para combatir los métodos de dirección subjetivistas y burocráticos, es necesario generalizar y hacer arraigar los métodos de dirección científicos marxistas.

------------------------------
NOTAS
[1] Véase J. V. Stalin, “Sobre las perspectivas del PC de Alemania y sobre la bolchevización”.
[2] Véase J. Dimitrov, Por la unidad de la clase obrera contra el fascismo, conclusiones del VII Congreso de la Internacional Comunista, parte VII: “Sobre los cuadros”.

http://nuevademocracia.urc.cl/