viernes, 28 de junio de 2013

Chile: policía fascista desaloja 28 colegios, 122 detenidos



La policía fascista chilena por ordenes del estado reaccionario desalojó la madrugada del jueves 28 colegios ocupados por centenares de adolescentes que exigen cambios drásticos en la enseñanza y detuvo a 122 secundarios en un operativo que dejó dos policías heridos.

Las escuelas desalojadas serán utilizadas el domingo como centro de votación en las inéditas elecciones primarias que decidirán a los candidatos únicos de la centroizquierda y la centroderecha que el 17 de noviembre competirán por suceder al presidente Sebastián Piñera.

La Asociación de Municipalidades, que agrupa a la mayoría de los 345 alcaldes del país, repudió los desalojos, la interrupción del diálogo que mantenían con los dirigentes estudiantiles para lograr que liberaran las escuelas y una fallida solución alternativa que plantearon al Servicio Electoral.

Su presidente, Santiago Rebolledo, declaró a radio Cooperativa que la decisión del gobierno le recordó "los peores momentos de la dictadura" de Augusto Pinochet (1973-1990).

El mando policial utilizó agentes corrientes para desocupar las escuelas y no efectivos antimotines como temían los alcaldes y los propios alumnos.

El ministro del Interior Andrés Chadwick dijo en rueda de prensa en el palacio de gobierno que "luego que el diálogo no dio los resultados esperados y estando a 72 horas de las elecciones primarias del domingo, como gobierno teníamos la obligación de garantizar que los recintos de educación iban a estar disponibles para su preparación previa y para el día de la elección".

Agregó que de los 18 recintos liberados en el Gran Santiago, la policía encontró oposición en tres, dos de mujeres y uno de varones. Dijo que en el Liceo Darío Salas la resistencia "en algunos momentos fue violenta".

Para el gobernador regional Juan Antonio Peribonio "estamos restableciendo el imperio del derecho".

La alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá, criticó la acción policial y sostuvo que "el gobierno nunca hizo un esfuerzo por buscar otro camino para evitar los desalojos". Agregó que dirigentes de varias escuelas se habían comprometido a desocupar los establecimientos antes del viernes.

Su colega de Providencia, Josefa Errázuriz, calificó la decisión oficial de no "prudente" y señaló que si les hubieran dado a los alcaldes algunas horas más, "no hubiéramos lamentado ningún desalojo".

Según Chadwick, "ninguna autoridad podía garantizar que con la voluntad de diálogo pudieran abandonar los liceos".

Los adolescentes presionan porque sus escuelas pasen de ser administradas por las municipalidades a las manos de un ente estatal, para evitar la desigualdad en la calidad de la enseñanza que reciben los alumnos, que depende de los ingresos de las distintas municipalidades, de las cuales una minoría es rica.




-------

No hay comentarios:

Publicar un comentario