domingo, 9 de junio de 2013

Kamlaris, las niñas esclavas de Nepal

 
[Hoy Nepal es gobernado-gestionado por un partido recalcitrantemente revisionista, liderado por el oportunista Prachanda, que apenas ha realizado cambios ni alterado la estructura  del estado reaccionario y donde se siguen permitiendo las niñas esclavas Kamlaris]


Shanta Chaudhary tenía ocho años cuandro sus padres la vendieron por 75$ para que trabajara, de hecho como una esclava, en la casa de un extraño del suroeste de Nepal durante 19 horas cada día.

"Recuerdo la tortura. Tenía que acarrear cosas que pesaban más que yo aunque estuviera enferma. No pude ver a mis padres, no sé lo que es el amor de una madre. Incluso mis años de casada pasaron trabajando en la casa de otros. Muchas kamlaris han sido violadas, lo he visto con  mis ojos".

El sistema denominado "kamlari" es una forma de esclavitud por contrato (oral) que subsiste 90 años después de la abolición de la esclavitud en los llanos del suroeste de Nepal, a años luz de los templos de Kathmandu y de los picos del himalaya que atraen a turistas de todo el mundo.

Durante generaciones, las niñas de la etnia Tharu, a veces con sólo 6 años, han sido proporcionadas a terratenientes y comerciantes de casta alta que las obligan a hacer todo tipo de trabajos serviles y sufrir todo tipo de crueldades.

"Las niñas trabajadoras no pueden casi dormir, no pueden jugar, tienen las manos destrozadas, nadie las da un poco de cariño, nunca. Es una pesadilla continua" dijo Shanta Chaudhary en una conferencia de UNICEF para conmemorar el World Day Against Child Labour (día mundial contra el trabajo infantil).

Hace un siglo los Tharu eran considerados descendientes de Buddha, tenían granjas y vivían relativamente aislados, disfrutando una resistencia natural a la malaria, que era muy frecuente en la zona, el Terai entre pueblos de casta más alta.

Cuando la enfermedad fue erradicada en 1960, estas tribus analfabetas fueron desplazados por gente de casta alta que bajó de las zonas montañosas, convirtiéndoles (a los Tharu) en siervos en su propia tierra. Hay familias que alquilan a sus hijas por $30 al año, cifra que supone el 10% de sus ingresos anuales. La Nepalese Youth Opportunity Foundation dice que ha encontrado kamlaris trabajando para altos cargos del partido comunista, abogados, periodistas y hasta policías.

----------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada