jueves, 4 de julio de 2013

Comunicado del Partido Comunista de Filipinas convocando mes de solidaridad con la Guerra Popular en la India

 
 
Traducido por SADE para ODC
 
 
EL PARTIDO COMUNISTA DE FILIPINAS (PCF) DECLARA ESTE MES DE JULIO COMO MES DE SOLIDARIDAD DE FILIPINAS CON LA GUERRA POPULAR EN LA INDIA

Comunicado de prensa
Partido Comunista de Filipinas
1 de julio de 2013


El Partido Comunista de Filipinas (PCF), junto con todas las fuerzas revolucionarias de Filipinas, declara este julio de 2013 como el Mes de Solidaridad de Filipinas con la Guerra Popular en la India. El PCF hace pública esta declaración coincidiendo con el llamamiento de una serie de fuerzas democráticas y antiimperialistas en el día internacional de apoyo a la guerra popular en la India, el 1 de julio. Rindamos nuestro más elevado tributo a los héroes y mártires de la revolución popular india, celebremos sus victorias y confiemos en su avance en el futuro.

El PCF llama a todos sus miembros, a todos los Combatientes Rojos del Nuevo Ejército del Pueblo (NEP) y a todas las fuerzas revolucionarias y masas populares bajo su dirección a realizar actividades educativas y culturales a lo largo de todo el mes de julio para profundizar aún más en el conocimiento que las fuerzas revolucionarias filipinas tienen de la revolución democrática popular en la India y en nuestra solidaridad con ella.

Las secciones del Partido, las unidades del NEP, las secciones de las organizaciones revolucionarias de masas y los departamentos gubernamentales dedicarán uno o varios días durante el mes de julio a realizar dichas actividades, tales como discusiones educativas, proyección de películas, presentaciones culturales y tareas de propaganda de masas para expresar solidaridad y crear apoyo a favor de la guerra popular en la India.

Al lanzar el Mes de Solidaridad de Filipinas con la Guerra Popular en la India, el PCF actúa en reciprocidad  con la semana de solidaridad organizada por el Partido Comunista de la India (Maoísta) entre el 22 y el 28 del pasado mes de abril, que coincidió, el día 24, con el 40º aniversario del Frente Nacional Democrático de Filipinas (FNDF).

A pesar de la distancia geográfica y de las peculiaridades nacionales, las guerras populares en India y Filipinas comparten muchas semejanzas. Antes que nada, ambas guerras populares están dirigidas por partidos comunistas que se adhieren al marxismo-leninismo-maoísmo y que están profundamente arraigados entre las masas trabajadoras del pueblo. 

Ambas defienden los intereses democráticos de los campesinos y de los pueblos indígenas [en su lucha] por la tierra en contra de los monopolistas agrícolas, de la invasión de las empresas mineras extranjeras y de los saqueadores monopolistas y capitalistas extranjeros. Ambas defienden las luchas democráticas de los trabajadores, jóvenes, estudiantes, mujeres y otros sectores democráticos contra los explotadores y opresores. 

El PCI (Maoísta) está al timón del Ejército Guerrillero de Liberación Popular (EGLP) de la misma manera que el PCF dirige el Nuevo Ejército del Pueblo (NEP) en Filipinas. Ambos libran una guerra de guerrillas extensiva e intensiva mientras construyen los órganos populares del poder político democrático y realizan campañas en defensa del movimiento por la reforma agraria. Al contar con un amplio apoyo, el EGLP y el NEP siguen creciendo y logrando destacadas victorias en el campo de la lucha armada revolucionaria.

Las guerras populares en India y Filipinas se enfrentan ambas a brutales campañas represivas lanzadas por las fuerzas reaccionarias bajo la dirección del gobierno imperialista de Estados Unidos. La Operación Green Hunt de los reaccionarios indios y el Oplan Bayanihan de los reaccionarios filipinos emplean ambos las formas más abominables de represión armada, represión cuyos resultados no podían ser sino flagrantes y generalizadas violaciones de los derechos humanos. Invariablemente, estos actos represivos se dirigen contra las masas revolucionarias en un vano intento de aterrorizar al pueblo.

Los imperialistas de Estados Unidos y los reaccionarios difaman a las fuerzas revolucionarias de la India y Filipinas llamándolos “terroristas”. Sin embargo, han fracasado en su intento de impedir el crecimiento de los movimientos revolucionarios populares en la India y Filipinas, que no han dejado de avanzar gracias al profundo y amplio apoyo del pueblo. Las guerras populares en India y Filipinas han frustrado en repetidas ocasiones y de modo decidido los intentos reaccionarios de represión armada al estar ambas guerras populares, de hoz y coz, del lado de las aspiraciones democráticas del pueblo.

Las fuerzas revolucionarias de India y Filipinas buscan construir un amplio movimiento antiimperialista y democrático internacional –y trabajan para ello- en defensa de los intereses de las masas trabajadoras ante el agravamiento de la crisis del sistema capitalista internacional y la bancarrota de las políticas neoliberales. Las guerras populares en India y Filipinas consideran que existe un gran potencial para el avance de la revolución debido a la intensificación de la explotación y opresión de los pueblos tanto en los países capitalistas como en los países semicoloniales y semifeudales.

El PCF felicita al PCI (Maoísta) y a todas las fuerzas revolucionarias de la India por perseverar en el camino de la guerra popular. Mientras el pueblo de la India continúa levantándose y rebelándose contra la opresión y la explotación de las clases dominantes y los imperialistas, los pueblos del mundo albergan la esperanza de un gran crecimiento y avance de la guerra popular en la India. Los pueblos del mundo ven las dimensiones épicas y el potencial de la guerra popular en la India para cambiar por completo la faz de la tierra, del mismo modo que la victoria de la revolución en China y Rusia alteró el equilibrio internacional de la lucha de clases. 

El pueblo filipino espera la completa victoria de la revolución India mientras trata de conseguir la victoria en su propia patria. Los pueblos filipino y de la India sirven a los intereses del proletariado y de los pueblos de todo el mundo con las guerras populares que libran en sus propios países, asestando golpes armados al imperialismo y a sus lacayos reaccionarios. Sus avances y victorias sin duda inspirarán al resto de pueblos del mundo para levantarse contra los imperialistas y emprender la revolución en aras de su liberación nacional y social.
 
 
--------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada